Fondos Garantizados ¿Tienen RIESGO?

Este artículo es en respuesta a Pablo, un lector que ha enviado su consulta al mail del blog, assets.toni@hotmail.com, y en la que pregunta si un fondo garantizado que le han ofrecido en su banco es completamente seguro. El actual entorno de tipos de interés bajos está haciendo que muchos ahorradores prefieran cambiar sus vencimientos de plazos fijos por fondos garantizados o bien por fondos de rentabilidad objetivo, que aunque parecen lo mismo, son fondos muy distintos. El motivo de dicho cambio, en muchos casos, se sustenta únicamente en que obtienen mayor tipo de interés sin asumir riesgos. Pues bien, lo siento pero..esta creencia NO es correcta. Todos conocemos el producto estrella del ahorrador Español: el plazo fijo. Su característica principal es que es un producto que se encuentra dentro del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), es decir, que aún quebrando la entidad bancaria los primeros  100.000 € por depositante están garantizados por el Estado. Además, es un producto en el que se conoce perfectamente su liquidez (disponibilidad)  y su fecha de vencimiento. Los fondos de inversión, por el contrario, no están incluidos dentro del FGD y, por tanto, en caso de quiebra de la entidad no hay garantía adicional del Estado. En este momento la pregunta que nos viene a la mente es ¿por qué entonces se llama garantizado?. La respuesta es que estos productos llevan una garantía privada, normalmente de la propia gestora o de una aseguradora externa, que asegura bien el capital o incluso un interés mínimo a un vencimiento determinado. Ahora nuestra pregunta es ¿dónde está el riesgo? Haciendo un poco de historia, recordaremos que recientemente una de las aseguradoras mayores del mundo AIG tuvo que ser rescatada por el gobierno de EEUU para evitar un colapso económico mundial. Por tanto, tener una garantía privada de una entidad solvente incrementa la seguridad del producto pero no lo hace equivalente a la seguridad que aporta el FGD a los depósitos de plazo fijo. Además, la liquidez o disponibilidad de los fondos garantizados normalmente conlleva la pérdida de la garantía de capital, de manera que el ahorrador puede perder no sólo el interés acumulado sino también parte del propio capital aportado, pues dichos rescates suelen llevar penalizaciones por reembolso de participaciones. Hablemos ahora del que últimamente es el producto estrella ofrecido por las entidades financieras: el fondo con objetivo de rentabilidad. Las aportaciones a este tipo de fondos en 2014 han crecido un 358% respecto al total del 2013. ¿En qué se diferencia del fondo garantizado? Pese a que por su denominación comercial hace que parezcan similares, no tienen nada que ver, ya que los fondos de rentabilidad objetivo no tienen garantía privada adicional. Actualmente, la tendencia del sector financiero está siendo sustituir los fondos garantizados por los fondos de rentabilidad objetivo pero… ¿Por qué motivo? Sencillo: cobrar las mismas comisiones de gestión sin tener que realizar la contratación de cobertura privada, ahorrándose así el coste y obteniendo un mayor ingreso en la contratación de estos productos. Estos fondos se denominan de “rentabilidad objetivo” por que normalmente su rentabilidad depende de un activo del que podemos estimar su evolución. Pongamos un ejemplo como Mapfre, que emite un bono de renta fija a dos años que paga el 4% al vencimiento. La gestora de fondos de una entidad bancaria podría comprar un volumen de esta emisión de bono y crear un fondo con objetivo de rentabilidad del 3,50% a 2 años (el banco ganaría un 0,50% por la “gestión”). Si todo va bien, el cliente cobrará a los dos años el 3,50% pactado, pero… Ahora imaginemos que Mapfre (emisora del bono) no pudiera hacer frente al vencimiento de dicho bono. ¿Qué pasaría entonces? Pues que el cliente asumiría el 100% del riesgo y dependería del acuerdo al que se llegara con Mapfre, pudiendo perder tanto la rentabilidad del producto como el capital invertido. En conclusión, hay diferentes tipos de fondos que pudieran parecer que no conllevan riesgo por su nombre comercial (garantizado,rentabilidad objetivo… ¡divino marketing! ), pero los fondos SIEMPRE conllevan un riesgo añadido respecto a los plazos fijos: no tienen la cobertura del estado (FGD). Por tanto, la gente debe ser consciente que si contratas un fondo de inversión siempre estarás asumiendo un riesgo mayor. Pablo, espero haberte ayudado a resolver tus dudas. A ti y a todos aquellos que alguna vez os habéis planteado también este tema. Ya sabeis que estoy aquí para resolver cualquier consulta que tengais.

Anuncios

4 comentarios en “Fondos Garantizados ¿Tienen RIESGO?

  1. Para añadir algo más, y sin intención de meter miedo a este tipo de productos, la mayoria de garantizados creo que invierten en derivados financieros como las opciones o los futuros. Dicen que para hacer una operacion de cobertura del capital pero…esto no es más riesgo?

    Me gusta

    • el mercado de derivados puede usarse como cobertura o como especulacion por desgracia es el segundo el que mueve este tipo de productos y el que mayor riesgo provoca debido al fuerte apalancamiento que conllevan. como insistire si un contrato no se entiende o es demasiado complejo para ser un producto garantizado no firmes.

      Me gusta

  2. Pingback: Fondos Garantizados ¿Tienen RIESGO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s